viernes, 1 de marzo de 2013

LA INICIACIÓN EN LA SANTERIA O REGLA DE OSHA.




La Iniciación no puede verse como un acto único y material, pues el campo espiritual no se engrandece con el “toque de una varita mágica”; antes por el contrario se desarrolla, crece y se consolida paulatinamente con diferentes ritos, enseñanzas y ceremonias.

En una oportunidad anterior se expuso el tema de cómo se producía la INICIACIÓN EN LA RELIGION YORUBA explicando de forma general lo que se podría considerar una iniciación y un posterior ingreso.(http://ile-oshe.blogspot.com/2011/03/iniciacion-en-la-religion-yoruba.html)
Retomo la materia después de ver hechos concretos, así como comentarios y consultas que se me efectúan a mí y otros Awos en lo referente a personas que no evolucionan después de tener Consagración de Kari-Osha.
Para un fácil y adecuado entendimiento recordemos que cuando se habla de Iniciación se hace referencia a la admisión en la participación en el mundo secreto de la religión y cuando se habla de Ingreso es cuando ya se forma parte de manera oficial en la organización o estructura.
La Iniciación indubitablemente viene a ser unos de los aspectos fundamentales de la Religión, cualquiera que esta sea.
Repito que debe ser gradual el proceso de Iniciación, y esa continuidad nos irá marcando las pautas que a la postre señalarán cuales son los caminos por los que tendrá que transitar la persona y en los que deberá  desenvolverse la persona; esta marcha  no puede dejar de irse verificando con mucho énfasis en el transcurso de los primeros períodos.
Quienes deseen realmente mantenerse y desarrollarse correctamente en la Regla de Osha deberán tener paciencia extrema, pues el camino es largo y nada fácil en la mayoría de los casos.
Es una gran mentira establecerle a una persona con una sola o con muy pocas consultas y registros que debe ingresar definitivamente en la Religión; es innegable que en escasos Odus de Ifá la persona requiere en extrema urgencia pasar a formar parte como miembro de la religión, pero estas particularidades no existen en el campo de otras religiones.
Debemos estar conscientes que en la actualidad los procesos de Iniciación no eran los que acostumbraban nuestros predecesores africanos, quienes nacieron dentro de ese ámbito religioso y a pesar de ello se iban iniciando poco a poco y paso a paso.
Numerosas personas desean ingresar inmediatamente en la religión o son inducidos a ello ya sea por el interés monetario de parte de Sacerdotes/Sacerdotisas inescrupulosos/sas, ya sea porque desconocen lo nefasto de hacerlo así, cuando esto lo que hará es crearles futuras complicaciones.
Si bien es cierto que en este lado del planeta no nacemos dentro de un ambiente con pensamientos y filosofía religiosa realmente africana, se pasan por alto una serie de procesos de iniciación que son indispensables en la futura vida religiosa.
Y es que la verdadera y real Iniciación está compuesta de Ritos y Enseñanzas.
La acertada aplicación de estos últimos tienen como fin último acondicionar al individuo para el cambio sustancial en las circunstancias sociales y rango religioso.
Y es por ello que ya afirmé lo importante del proceso de iniciación en toda corriente religiosa verdadera (e inclusive para la hechicería) pues gracias a las enseñanzas y ritos el sujeto logra introducirse en el ámbito de lo sagrado, logrará adquirir la debida conciencia de la transformación de la realidad ante lo sagrado.
Demás está decir que el referido proceso de Iniciación tiene su estructura y doctrina a seguir que podría tener variantes en cuanto a su conformación dependiendo de la religión o corriente religiosa, pero que en definitiva tienen un patrón más o menos en común.
Estos Ritos y Enseñanzas de Iniciación están compuestos por varios pilares estructurales que podríamos dividir o separar en grupos dependiendo de los aspectos que abarquen y que se pudieran resumir de la siguiente manera:
Ritos y Enseñanzas de Aspectos Vitales de la Vida: Nacimiento, Desposorio  y Matrimonio o Unión Carnal, Defunción.
Ritos y Enseñanzas de la Adolescencia: se refiere a los métodos para que el sujeto se haga efectivamente religioso toda vez que se le incorpora en el medio social y la religión de forma efectiva y total.
Ritos y Enseñanzas Vitales: las personas son educadas como hombres cabales dentro de su espacio social.
Lamentablemente estos son procedimientos, que se han perdido en los tiempos, no se llevan a cabo en la actualidad dentro de la Regla de Osha (como tampoco en Ifá)
Como consecuencia vemos a niños, que ni tan siquiera caminan, en etapa de Iyawó; niños que no tienen el discernimiento necesario, en funciones de Oloshas o Awo y no saludan a debidamente a mayores en edad y jerarquía; a señores y señoras ya septuagenarios cumpliendo el paso de Iyawó reclamando que… “se les está llenando la ciudad de Iyawoses…” (sic). A madrinas “de muchos años de consagradas” instruyendo a sus ahijados que están en inicio del Iyaworage que deben exigirles a los Babalawos con unos cuantos años de Kari-Osha e Ifá, “que les consideren su condición de recién iniciados” porque el Babalawo “…debe saludarlos a ellos como Iyawos que son” (sic), cuando quienes no saludan y no son respetuosos son los Iyawos.
Si este tipo de personas no tuvieron la instrucción inicial, al ser sometidos también a Ceremonias para el Ingreso en Sociedades Religiosas Secretas (donde pasan a ser cofrades de una religión llena de misterios y secretos que hay que preservar, donde se les considera que han nacido de nuevo, convirtiéndose en miembros completos de esta religión) es imposible que tengan adecuadas actuaciones y procederes ni en el ámbito social ni en el sacramental, ya que no fueron educados correctamente, lo que deviene obligatoriamente en una enfática mediocridad en su estado Religioso Peculiar pues era necesario haber obtenido, mediante las enseñanzas y la consecución de ciertos pasos, los elementos de base para tener las disposiciones personales, los indispensables conocimientos y saberes, y así poder ser depositarios de ciertos poderes específicos y peculiares que son los únicos que podrán hacerlos obtener una mayor graduación dentro de la Religión de Osha.
Pero no hay que equivocarse: la graduación de que se habla no es ante los ojos de los vecinos, de la familia consanguínea, de los hermanos de La Casa Religiosa, ni de las Madrinas y Padrinos, ni de los Ahijados, sino ante los ojos de Oloddumare, Los Orishas, Los Oshas y Los Eggun que son los únicos capaces de dar un giro en positivo en nuestras vidas, cuando las llenen de salud, evolución, paz y tranquilidad.

Otros post o entradas sobre el mismo tema en los siguientes links o enlaces:
http://ile-oshe.blogspot.com/2011/03/iniciacion-en-la-religion-yoruba.html
http://ile-oshe.blogspot.com/2013/05/la-iniciacion-en-la-santeria-o-regla-de.html

La imagen presentada en esta publicación fue obtenida del espacio web que detallo a continuación:
www.israelvalenzuela.com
Las fotografías e imágenes usadas en este Weblog tienen una función orientadora y de simple ilustración. Las hay de propiedad personal del administrador del blog, así como otras las he obtenido de distintas páginas web y blogs existentes en Internet. En conciencia de que muchas poseen copyright, y ante la posibilidad de un reclamo por parte de su propietario, mucho le agradecería a sus titulares se sirvan entrar en comunicación con mi persona si desean que efectúe la eliminación de las mismas de mi espacio.

3 comentarios:

Anónimo dijo... at 28 de agosto de 2014, 11:37

Excelente artículo! Verdaderamente estamos viviendo tiempos de mucho negocio en la religión::::::::

Nachin dijo... at 23 de mayo de 2016, 23:45

Es verdad esto y si hay madrina q buscan economía para ellos y no dan enseñanza lo digo x experiencia

Nachin dijo... at 23 de mayo de 2016, 23:45

Es verdad esto y si hay madrina q buscan economía para ellos y no dan enseñanza lo digo x experiencia

 

Seguidores

Publicaciones de Interés

Archivo del blog