miércoles, 1 de enero de 2014



Les deseo a todos los lectores y seguidores de este Blog un Feliz Año 2014, en el cual vean materializados todos sus anhelos tanto en lo terrenal como en lo espiritual.
En esta primera oportunidad del año decidí escribir sobre este tipo de ceremonia, pero sin hacer referencia específica a la obra  homónima contenida en un Odu de Ifá, esto último en razón de ciertas implicaciones de la misma.
En muchas ocasiones, tanto religiosos como personas que forman filas dentro de la religión desean “hacer ebbo” para limpiar su camino, quitarse arrastres y obstáculos, mejorar distintas situaciones de su vida, etc., pero se ven imposibilitados de lograrlo.
Esa imposibilidad muchas veces viene dada por disimiles circunstancias: desconfianza en la Letra del Año que pronostican algunas casas religiosas; desconocimiento de ciertos ceremoniales; separación de la casa religiosa en que se formó; falta de costumbre en efectuar ese tipo de ebbo en la casa religiosa que se frecuenta, etc.
Es importante que toda persona consagrada haga un Ebbo del Año al comienzo del mismo.
¿Pero qué hacer? Si se pertenece a una casa religiosa en que no se determina letra del año, o si no se quiere regir por la que se obtenga a nivel nacional por otro grupo, la persona deberá hacerse un Ebbo del Año de tipo personal.
Este ebbo de tipo personal puede ser uno cualquiera de los prescritos por el Odu que posea en su Ikofafún, Awofakan o su Ceremonia de Ifá, es decir, del odu en que Orunmila determinó su espiritualidad.
Demás está decir que ese Ebbo tendrá que ver con la necesidad o prioridad particular de la persona: salud, evolución, quitar atraso o cualquier otra.
También una persona que se encuentre en las condiciones descritas anteriormente puede llevar a cabo un ebbo particular con tales fines de Ebbo del Año, lo cual logrará con un osodde, registro o consulta; en este caso lo podrá lograr si es un Awo de Orunmila o un Olosha (santero) y deberá conocer a fondo el significado de los odu o letras que obtenga ya sea con el Okpele (Ekuele) o mediante el Erindinlogun (diloggún).
Cuando se trate de “menores” en la religión, es decir que no estén consagrados como Babalawos ni como Oloshas, el ebbo que podrán efectuar de manera particular se basará en pequeñas limpiezas ya sea con hierbas u otros elementos, baños, ofrecimiento de Addimuses a las entidades que posean, y que les permitan lograr el objetivo en específico.
Un aspecto importante, que se debe tener muy en cuenta, consiste en no copiar lo que otros hacen sin estar seguros del fin que se persigue con ese ebbo: he visto en muchas oportunidades a religiosos que llevan a cabo ceremonias y ebboses que han “aprendido” de otros, y en lugar de conseguir mejorías solo han logrado mayores complicaciones.
Lo más aconsejable es que siempre se cuente con la asesoría de un mayor, de una persona experimentada, pues hay hierbas que no van con nuestra espiritualidad o con nuestro Osha de Cabecera, o el uso de algún artículo es tabú, o el ebbo que se imita corresponde a un Odu específico y no puede ser aplicado por generalidad, o que se trata de un ebbo inventado y que no tiene ningún fundamento religioso verdadero.
Por tales razones siempre se debe proceder con cautela y buscando con seguridad hacer lo correcto y permitido.

Pero siempre y en todos los casos se debe llevar a cabo algún tipo de ebbo a principios de año.
read more "EL EBBO DEL AÑO."
 

Seguidores

Publicaciones de Interés

Archivo del blog