lunes, 2 de diciembre de 2013



El tema escogido en esta oportunidad es, en muchas oportunidades, bastante difícil de hacer entender a los seguidores de cualquier religión seria y veraz, de las pocas que existen dentro de la cultura universal.
Dentro de las distintas Religiones Africanas, todo lo que respecta al Sacerdocio y a los Sacerdotes no se diferencia mucho del concepto occidental; pero debemos estar claros de entendimiento que a los Religiosos Africanistas se nos considera Brujos, Hechiceros y Adivinos, pero nunca Sacerdotes.
Un Sacerdote no es cualquier persona, y como sabemos todos, el hecho de que alguien sea seguidor o practicante, y hasta se encuentre consagrado dentro de una religión, no le confiere la titularidad.
Si bien es cierto que entendemos que un Sacerdote vendría a ser una persona que hace vida dentro de un conglomerado de individuos con una misma fe religiosa, (y que se dedica a ese ejercicio, profesión o labor ya sea como única función dentro de su vida, o con alternancia a otras actividades) con la finalidad de ser “un puente” entre los adeptos y la Divinidad a la que se le rinda culto, se constituiría un concepto demasiado simplista que podría conferir tal status a cualquier persona que se desenvuelva dentro de un grupo religioso.
Otro concepto tan simplificador como el anterior, nos explica que Sacerdote es aquella persona que dedica sus actividades a todo lo que se refiere al cuidado de los Templos y a llevar a cabo los Ritos y Ofrecimientos de Sacrificios hacia las entidades.
Pero realmente debemos entender como Sacerdocio la autoridad y la gracia o poder que confiere directamente Dios a aquellas personas que ejecuten su Culto y que hayan sido debidamente ordenadas, sagrada y religiosamente, mediante los ritos correspondientes a esa jerarquía.
Es por ello que una persona Iniciada, al igual que una persona Consagrada en el culto a una Entidad Religiosa, no viene a ser un Sacerdote.
Hagamos más comprensible el concepto de Sacerdote: Un sacerdote es aquella persona que es jurado, ordenado y consagrado mediante los correspondientes rituales ceremoniales con y ante la Deidad Suprema y Única de esa religión.
Es decir, que serán considerados Sacerdotes aquellos que estén consagrados como tales “al pie” del Dios o Deidad Suprema que ellos adoran, o lo que es lo mismo que estén consagrados ante su fundamento material.
Y es así que en la Religión Católica es Sacerdote quien recibe consagraciones secretas ante la representación material del Dios por ellos adorado y que lo representan en el plano terrenal; o en el caso del judaísmo el Rabí o Rabino, que es la persona que ha pasado por el rito de la ordenación.
Dentro de la Religión Yòrubá son Sacerdotes aquellas personas consagradas ante Olofin y el Culto de Ifá, comúnmente llamados Awo de Ifá o Babalawos.


ORISHAS Y OSHAS: ESHU AGBONI o ABONI.
Este Eshu es muy poco conocido o nombrado, ya que es una Entidad especial que convive con Oduduwa, y solo se recibe cuando se es poseedor de ese Orisha Mayor.
Entidad bastante delicada y la cual no se puede molestar por capricho ni continuamente.
Es muy estricto con las comidas y Addimuses que se le ofrendan.
De la misma manera se comporta con los sacrificios que se le llevan a cabo, pues los animales que son de su preferencia no son los que comúnmente reciben los otros Eshus. Estos sacrificios no son periódicos: por lo regular se llevan a cabo una sola vez al año y excepcionalmente cuando este lo pida mediante una determinación que sobre el respecto haga Oduduwa.
Su función es librarnos de todo lo negativo, así como escudarnos de hechizos, encantamientos y brujerías que nos sean enviadas.

EGGUN: ESPACIO PARA LAS ATENCIONES.
Son múltiples y variadas las formas en que se le puede rendir Culto y hacer Ofrendas a los Eggun, siempre y cuando estas acciones se mantengan dentro de los lineamientos.
Estas formas o modalidades van desde las más sofisticadas, (muy elaboradas y de gran complejidad), hasta las básicas o más sencillas.
Se puede poseer un “Altar” o espacio especial destinado a la atención de los Eggun, pero si el mismo no existe, las Ofrendas y el Culto igualmente se pueden llevar a cabo.
Lo que se debe tener presente constantemente es el siguiente principio: “Los Vivos necesitamos y requerimos…Los Eggun necesitan y requieren igualmente”.
Con esto, lo que se quiere decir, es muy sencillo: si no se dispone de un lugar o espacio determinado y acondicionado para efectuar las ofrendas, de igual forma están se tienen que llevar a cabo.
Es común escuchar de personas recién iniciadas, así como de seguidores de la religión con muchos años (incluso sacerdotes) que no le dan atención a Los Eggun porque no disponen de el lugar, el fundamento, de la bóveda, de la prenda, o lo que a ellos se les ocurra, para darle atención a los Difuntos.
Así no se disponga de un Templo ni de un “Altar”, es indispensable darle atención y rendir culto a Los Eggun, pues como se dijo, mientras se mantengan los lineamientos de la Religión Yòrubá existen formulas sencillas para cumplir con los requerimientos que a ellos se les debe.
En la próxima entrega se explicará las formas más sencillas para disponer de un sitio  de Culto a Eggun y las atenciones u ofrendas mínimas.

EWÉ: BLEDO ESPINOSO.
Dentro de la familia de las plantas conocidas bajo la denominación de Bledos, estos vienen a ser muy importantes dentro de la Religión Yòrubá.
El Bledo Espinoso no es muy conocido, pues la variedad común es la más difundida, junto con el Bledo Carbonero.
Como su propio nombre lo describe una de sus características, además del tono rojizo de sus tallos, son la gran cantidad de espinas filosas.
En el espacio religioso su uso es  limitado y específico.
Ahora bien por las propiedades medicinales, esta hierba es de gran importancia:
Se receta muy comúnmente para aquellos padecimientos relacionados con la Artritis.
En el combate de La Gota (acumulación de ácido úrico) es muy efectiva.
Se aplica el zumo de sus hojas cuando se sufren Infecciones de tipo cutáneo y Quemaduras, aplicando este zumo diluido en agua y efectuándose lavados de la zona afectada.
La infusión de la planta es reconocida cuando se trata de Hemorragias Intestinales, Inflamación de la Vejiga, Diarreas, así como también en los casos en que sea necesario restablecer o aumentar el Flujo Menstrual.
La decocción de la hierba, en la que se aprovecha toda la planta, se hace a los fines de preparar un té que se consumirá en 3 dosis diarias por espacio de 3 días.

VOCABULARIO
DICIEMBRE:
AGBE: Güiros.
AROYE: Queja.
BIRIKI: Ladrillo.
EGBOYI: Medicina.
ÌKAKOSI: Armario.
IYOKO: Banco de sentarse.
JÓKO: Sentarse.
KEKEREKE: Carretas.
SI  SE: Jugar.
YAWORUN: Esposa muerta.

Las fotografías e imágenes usadas en este Weblog tienen una función orientadora y de simple ilustración. Las hay de propiedad personal del administrador del blog, así como otras las he obtenido de distintas páginas web y blogs existentes en Internet. En conciencia de que muchas poseen copyright, y ante la posibilidad de un reclamo por parte de su propietario, mucho le agradecería a sus titulares se sirvan entrar en comunicación con mi persona si desean que efectúe la eliminación de las mismas de mi espacio.

read more "SACERDOTES YORÙBÁS: ¿a quienes nos referimos realmente?"
 

Seguidores

Publicaciones de Interés

Archivo del blog