jueves, 1 de mayo de 2014



Al entender de muchos practicantes de las Religiones Africanas, un ÉBBÓ consiste en un SACRIFICIO de animales (idea ésta totalmente errada).
Así como se explicó en la pasada publicación, si existe un determinado Ébbó para cada situación que se está viviendo, también existen diversos elementos y componentes para realizar tales acciones.
Los elementos son completamente variados y van desde la utilización de distintos animales (de plumas y de 4 patas), como también se pueden utilizar animales ya sea vivos, y en algunos casos animales muertos.
Pueden ser utilizados alimentos, bebidas alcohólicas, hierbas, telas, flores, aguas, tierras, frutas comestibles o no, trozos de madera, etc.
De igual forma pueden ser parte de los elementos de un Ébbó objetos comunes como: sogas, machetes y cuchillos, monedas, gorros y pañoletas, ropas o vestimentas, y un sinfín de cosas.
En muchos casos se deben utilizar objetos que contienen “una carga mágica” propia, un poder espiritual particular que acrecienta y “acelera” la acción del Ébbó.
Según viejos relatos recopilados en los libros que tocan el tema religioso africano, los primeros Oloshas y Babalawos que llegaron a América marcaban la utilización de ciertas partes del cuerpo de animales (plumas, pelos y huesos) dada la imposibilidad para ellos como para sus consultantes de obtener animales vivos, verificando el Ébbó con la representación del animal.
Pero lo más importante es que los Ébbó son DETERMINADOS Y ESPECÍFICOS de cada Odù: aquí no existe una formula general y que se aplicable para cualquier caso similar.
Aclaremos un poco este aspecto: si una persona acude ante un Olosha o ante un Babalawo, y en el registro que se efectúa se determina que la persona está sufriendo de una dolencia física en particular, el Ébbó que se le practique para eliminar esa dolencia no puede serle aplicado a otra persona que padezca de el mismo tipo de dolencia, pero que obtenga en un registro un Odú o Letra distinta.
Es decir, si una persona padece un trastorno mental que pueda ser curado mediante la ejecución de un Ébbó y en el mismo se utiliza ciertas hierbas y se hace una Rogación de Cabeza con tal o cual animal, eso no indica que todos los trastornos de ese tipo puedan ser resueltos con el mismo procedimiento.
Otro ejemplo de la especificidad de cada Ébbó u Obra podría darse en aquellos casos en que el Odú indica un Kuaraldo para la eliminación de ciertos fenómenos (brujerías, muertos que perturban, etc.) y el mismo Odú prescribe un Kuaraldo con otras características (animales y procedimientos distintos) con miras a “desprender” un Eggun que va a enfermar a la persona a futuro.

En la próxima entrega explicaré en qué consisten ciertos Ébbó de más común uso y más conocidos referencialmente. 


La imagen presentada en esta publicación fue obtenida del espacio web que detallo a continuación:
www.viajeros.com
Las fotografías e imágenes usadas en este Weblog tienen una función orientadora y de simple ilustración. Las hay de propiedad personal del administrador del blog, así como otras las he obtenido de distintas páginas web y blogs existentes en Internet. En conciencia de que muchas poseen copyright, y ante la posibilidad de un reclamo por parte de su propietario, mucho le agradecería a sus titulares se sirvan entrar en comunicación con mi persona si desean que efectúe la eliminación de las mismas de mi espacio.
read more "EL ÉBBÓ: con que elementos se hace."
 

Seguidores

Publicaciones de Interés

Archivo del blog