miércoles, 1 de junio de 2016



Hace pocos días tuve la oportunidad de mantener una conversación con una persona con quien sostengo cierta amistad, y de la cual estaba en conocimiento que era adepto a la religión; para sorpresa descubrí que estaba consagrado como Olorisha.
Dentro de los intercambios de variados criterios religiosos con esa persona, me percaté nuevamente de un “mal” o “defecto” que poseen muchos religiosos formados aquí en Venezuela, y que también sufren muchos religiosos cubanos que es de donde provienen nuestras raíces religiosas yorùbás.
Por razones de espacio sería muy extenso describir los detalles de esa conversación, pero fue lo que me inspiró para escribir estas líneas.
Desde hace ya muchos años llegué a una conclusión, o como yo la denomino una “sentencia”, sobre cuál es la causa generadora de muchos fracasos dentro de nuestra religión: NI MUCHISIMOS MAYORES, NI LA GRAN MAYORÍA DE LOS MENORES ENTIENDEN LA RELIGIÓN YORÙBÁ.
Si una persona no ENTIENDE las bases y la mayoría de las cosas de un algo al que quiere pertenecer… ¿podrá irle bien? Si usted no entiende ciertos aspectos de la química, de la física o de cualquier otra ciencia, ¿podrá desenvolverse bien como profesional de esa ciencia?
Hay que entender primero la “razón de ser” de todo lo que conforma la Religión Yorùbá: el porqué y para quien de las consagraciones, el significado y alcance de un registro, la función de un ebbo determinado, el fin que persigue un consejo dado por una entidad, el contenido de un Odù, etc.
¿Y porque no se la gran mayoría de los cultores actuales de la religión yorùbá no la entienden? Simplemente porque se han dejado a un lado Los Legados de esa Cultura Religiosa.
La Religión Yorùbá no es para “hacer lo que se quiere”; todo lo contrario, es “para hacer únicamente” lo que está prescrito en la misma.
Al apartar esos Legados, se pierde la esencia misma de la religión y por ende la misma va a perder “el poder”, “la eficacia”.
Tanto en Nigeria como en América la esencia verdadera de la religión se ha ido perdiendo; más aún en otros países donde tiene menor tiempo desarrollándose esta antigua tradición africana.
Cada día serán muchos más los Olorishas que harán consultas con tabacos, barajas y otros elementos ajenos a los sistemas yorùbás.
Se seguirán perdiendo ceremonias y continuarán adaptándose otras; rezos y cantos desaparecerán, no volviéndose a oír.
Solo serán transmitidas las innovaciones caprichosas; serán invocados en las Moyugbas cualquier tipo de personas ya desencarnadas sin tomar en cuenta su verdadero status religioso.
La Religión Yorùbá es mucho más compleja de lo que muchos creen de ella actualmente.
Ella ha venido degenerándose gradualmente; por esto desde hace ya mucho atrás, famosos estudiosos han coincidido y concluido que la Religión Yorùbá se ha transformado en fetichismo.
Mi personal manera de pensar me permite asegurar que en un gran número de casos esto es así, aunándole que también se ha convertido en un vulgar mercadeo.
Si no hay comprensión de la cultura y mentalidad yorùbá, mal podría llevarse a cabalidad la religión.
Si no se perpetúan los Legados verdaderos, no se tendrá Verdadera Religión.


La imagen presentada en esta publicación fue obtenida del espacio web que detallo a continuación:
flirck.
Las fotografías e imágenes usadas en este Weblog tienen una función orientadora y de simple ilustración. Las hay de propiedad personal del administrador del blog, así como otras las he obtenido de distintas páginas web y blogs existentes en Internet. En conciencia de que muchas poseen copyright, y ante la posibilidad de un reclamo por parte de su propietario, mucho le agradecería a sus titulares se sirvan entrar en comunicación con mi persona si desean que efectúe la eliminación de las mismas de mi espacio.
read more "LOS LEGADOS DE LA RELIGIÓN YORÙBÁ."
 

Seguidores

Publicaciones de Interés

Archivo del blog