domingo, 25 de febrero de 2018

Orishas (Òrìşàs) y otras entidades (I).



Decíamos en nuestro anterior post, que muchas personas diferenciaban entre Oshas (Òòşàs) y Orishas (Òrìşàs), en función de ser entidades que se “coronaran” o no.
Se dejó claro, y asentado, que eso es un error de concepción y que la mayoría de las entidades de la religión yorùbá se deben denominar Òrìşàs, independientemente que el ceremonial que se utilice para su “entrega” sea con el método que conocemos como asentamiento, o con otro distinto.
La denominación de  Òrìşàs a ciertas entidades, y a otras no, radica en otros aspectos: el orígen de la entidad y su categorización, y la clasificación de los mismos en razón de sus atribuciones.
Hay que estar conscientes que lo que hoy consideramos religión yorùbá es la amalgama de una serie de ritos y liturgias locales.
La antigua Nigeria estaba compuesta por distintas tribus o grupos, que a pesar de compartir una mayoría de principios étnicos, mantenían algunas diferencias en cuanto a lo religioso.
Todas esas tribus tenían conocimiento y respetaban a muchas entidades, pero le rendían culto y veneración solo a los Òrìşàs locales, sin estar obligados a practicar la adoración de otros orishas y entidades, que hasta cierto punto consideraban foráneos.
Entonces en esta oportunidad vamos a centrar el tema en la clasificación de los Òrìşàs de acuerdo a las atribuciones donde a todas se les va a otorgar la denominación de Orishas, aunque basados en otros aspectos los mismos no los lleguen a ser.

Òrìşàs Cosmológicos: aquí nos referimos a las entidades que están vinculadas con acciones que tienen inherencia directa con el Génesis o formación del Mundo, la Creación de la Naturaleza y otros aspectos de ella, la Formación del Ser Humano y, adicionalmente, con todo aquello que tiene que ver con el Tiempo.

Òrìşàs con funcionalidad económica: en esta categoría se ubican las entidades a quienes se les atribuyen la fundación y amparo de actividades fundamentales para la subsistencia humana y medios de producción grupales, como son los protectores de la agricultura y cría de animales, la pesca, la caza, por ejemplos; esta categoría de Òrìşàs  fueron los que sufrieron más modificaciones y adaptaciones, asignándoles “nuevos poderes” y tareas en virtud de los cambios en la vida sufridos por los cultores que esclavizados llegaron a América.

Òrìşàs cotidianos: aquellos que se consideran relacionados con las acciones más comunes en la vida de los seres humanos y que son capaces de inclinar muchas veces la balanza del destino: la prosperidad, la música, la danza, la prolongación de la vida y llegada de la muerte, la maternidad, la obtención del agua y la lluvia, entre otras.
Pero por sobre todo tenemos que recalcar y no olvidar: la religión de los yorùbás está centrada que el culto a estos  òrìşàs es por su condición de intermediarios de Olodumare, único y supremo Dios que los creó, pero que a un mismo tiempo y a pesar de ser  Omnipotente se desentiende de ciertos aspectos y sus problemas como humanos.


La imagen presentada en esta publicación fue obtenida del espacio web que detallo a continuación:
www.grainsofafrica.com
Las fotografías e imágenes usadas en este Weblog tienen una función orientadora y de simple ilustración. Las hay de propiedad personal del administrador del blog, así como otras las he obtenido de distintas páginas web y blogs existentes en Internet. En conciencia de que muchas poseen copyright, y ante la posibilidad de un reclamo por parte de su propietario, mucho le agradecería a sus titulares se sirvan entrar en comunicación con mi persona si desean que efectúe la eliminación de las mismas de mi espacio.

0 comentarios:

 

Seguidores

Publicaciones de Interés

Archivo del blog