martes, 1 de noviembre de 2016

Ijoko Òşà (Yoko-Osha) (Consagraciones)




Muchos de los lectores de este blog considerarán que aburren las críticas que se hacen en el mismo a una serie de relatos que se exponen…pero sucede que las acciones que se están ejecutando en el campo de la religión yorùbá ya llegan a extremos fuera de la esfera de las “innovaciones” y adaptaciones.
Claro que esto no es materia nueva, pues los “especuladores de oficio” y “los asesinos religiosos” (término este con el cual designan a ciertos sacerdotes venezolanos los Olorishas y Babalawos responsables de Cuba) vienen llevando a cabo desde hace años cualquier cantidad de tropelías en materia de las consagraciones.
Una muestra de ello es lo que se hacía en el llamado Templo Arara de Venezuela, quienes se auto proclamaban con una singular condición: no eran unos santeros más: Y eso era verdad, pues no eran santeros, ni Olorishas, ni Babalawos, ni sacerdotes Arara. Ese templo era una gran estafa, repleta de artilugios que llenaban los ojos de los incautos que nunca salieron con ninguna consagración religiosa verdadera (véase la foto que acompaña esta publicación).
Haciendo el relato corto, a comienzos de los años 90, en la zona de los Altos Mirandinos (Estado Miranda, Venezuela), en el pomposo Templo Arara de Venezuela, previo el pago de derechos por sumas de dinero considerables, se llevaban a cabo Consagraciones supuestamente de Santo, y al llegar el momento de la “matanza” o inmolación de animales…LA MISMA SE HACIA CON FIGURAS DE ANIMALES CONFECCIONADAS EN PORCELANA.
¡¡Sorprendente, verdad!!
De muchos religiosos con años es conocido, que desde hace ya bastante tiempo, y mucho antes de que hicieran presencia en este país los Babalawos consagrados en Ifá Tradicional Nigeriano, existieron Casas de Santo y Templos de Osha que consagraban a personas a través del sistema denominado “pie y cabeza” (solo la entrega en la ceremonia de Yoko-Osha de Elegguá y el Osha de Cabecera o Ángel de la Guarda, a los que se les inmolaban animales de plumas y de 4 patas) También cierta cantidad de casas ejecutaban de esa manera la ceremonia y el resto de los Oshas eran entregados solo “comiendo” animales de plumas. Tal modalidad no es invento de venezolanos; todo lo contrario es herencia e importación de mayores en Cuba en donde tal sistema es practicado desde el siglo XIX.
Este último sistema de efectuar ceremonias consagratorias es mal visto por algunas de las casas religiosas de La Habana; pero este es un tema del que se hablará en otra publicación.
Ahora bien, lo que sí creo que es una nueva invención, netamente autóctona de nuestro país, es una “modalidad especial” que ha comenzado a ejecutarse, y que mi persona muy particularmente, ha denominado: “Santos Vegetarianos”.
Por el nombre que le doy, me imagino que quienes lleguen a leer este post entenderán sin mucha explicación a que me refiero; pero es cierto lo que les digo: bajo este “sistema” se han estado haciendo ahora varios Santos (obsérvese que no digo ceremonias de Ijoko Òşà, Yoko-Osha, Kari-Osha) en los cuales no se llegan a sacrificar ningún tipo de animales, de ninguna especie.
Ustedes se preguntarán: ¿y qué hacen? Bueno en primer lugar yo digo que NADA,  en base primordialmente a que la cantidad de hierbas que utilizan no exceden de la docena, cosa que ya viene muy mal ahí, como en otras casas un poco más serias y respetuosas. Y se vuelven a preguntar: ¿pero que comen los Santos? Respuesta: NADA. Tercera pregunta: ¿Qué asheses les ponen? Para eso si tengo una respuesta distinta: una ensalada de frutas (tal como lo leen).
Ya en una publicación pasada relate sobre una persona consagrada en esta religión que decía (y me imagino que todavía dice): “Esto va a caducar” (sic.)
Hoy yo digo: a esta , nuestra religión, la ESTÁN MATANDO, todos los improvisados, “sabios” y “eminencias”, que tienen sus ceremonias personales y particulares bien hechas, al igual que las de sus familiares cercanos; pero que ahora vienen y convencen a personas ya consagradas, pero débiles de mente, y le dan explicaciones privadas (pues deben mantener los “secretos”) de porqué se deben hacer las Coronaciones de Santo sin el sacrificio de animales, y así van creando a su alrededor un gran número de adeptos a estos disparates.
Después que ya tienen un considerable “equipo de trabajo”, es decir un conjunto de títeres que digan que sí, seguirán llevando a más incautos a su “matadero” personal y tendrán una “casa de santo grande” donde ejecutar todas estas barbaridades.
Pero que quede bien claro: no utilizan muchas hierbas, no sacrifican ningún tipo de animal y me imagino que reducen los gastos al mínimo (basados en la mala situación económica) pero sus derechos no tienen rebaja bajo ninguna circunstancia.
Con el pasar del tiempo me imagino que reducirán el tiempo de Iyaworaje, no habrán prohibiciones y se interrelacionarán sentimentalmente… con los propios ahijados, y paremos de contar.

Muchos lectores se imaginarán: los Òşà los van a matar, le caerán rayos y centellas encima, se los va a tragar el mar o el río, etc. Pues no, los Òşà, los Òrìşàs no hacen ese tipo de cosas…pero de que les van a pasar factura si pueden estar seguros.

La imagen presentada en esta publicación fue obtenida mediante scanneo / fotocopiado digital de un ejemplar de la revista Africanías en posesión del autor de estas líneas.
Las fotografías e imágenes usadas en este Weblog tienen una función orientadora y de simple ilustración. Las hay de propiedad personal del administrador del blog, así como otras las he obtenido de distintas páginas web y blogs existentes en Internet. En conciencia de que muchas poseen copyright, y ante la posibilidad de un reclamo por parte de su propietario, mucho le agradecería a sus titulares se sirvan entrar en comunicación con mi persona si desean que efectúe la eliminación de las mismas de mi espacio

0 comentarios:

 

Seguidores

Publicaciones de Interés

Archivo del blog