martes, 1 de julio de 2014

LA REGLA DE OSHA Y EL PALO MAYOMBE


Desde hace varios años se ha adoptado una costumbre en Venezuela y otros países practicantes de las diferentes religiones africanas, la cual consiste en la “obligatoriedad” de la iniciación de mujeres y hombres en el Palo Mayombe, antes de que esas personas verifiquen su Ceremonia de Kari Osha (asentamiento de su osha de cabecera).
Si bien es cierto que dentro de las religiones propias del pueblo yòrubá, al igual que en la totalidad de las religiones autóctonas del continente negro, la adoración a Los Difuntos (eggun) es por decirlo así, “obligatoria”, es exagerado y errado pretender que quien ya se haya consagrado en el campo de la Osha o de Ifá estaría incompleto sino se “rayó” en una prenda de Palo Mayombe, o que se generalice que todos aquellas personas que deban Yoko-Osha o pasar al Igbodún de Ifá deban estar consagrados previamente como Paleros.
Debemos estar, por demás, conscientes de que el Palo Mayombe no es una corriente religiosa de origen yòrubá, sino propia de las etnias bantúes, y esto va a establecer una marcada diferencia.
El Palo Mayombe tiene como base única y principal la adoración a un conjunto de Espiritualidades, ya sean estas una serie  de determinados Poderes Naturales, como también ciertos Espíritus de la Naturaleza, y ya en un último lugar se le rinde culto a determinados Muertos o Difuntos pero que hacen un trabajo complementario.
La concepción y creencia común es que un Palero o Mayombero hace pactos y tiene un dominio sobre cualquier Muerto o Difunto, que tiene la capacidad de comunicarse con ellos y hasta un poder para someterlos a sus dictámenes, y no existe nada más alejado de la realidad.
Sin revelar los debidos secretos del Palo Mayombe trataré de dar una explicación, en términos relativamente sencillos, que aclare a lo que se rinde culto realmente dentro de esta religión del África Negra.
El “Dios” de las Tribus Congas (en cualquiera de sus sub-ramas) y que en la mayoría de ellas se le denomina Nzambi, creó al Cielo, a la Tierra, y después a los seres humanos, para retirarse muy lejos y más nunca mantener trato directo con ellos. Por tal razón tal “Dios” no es objeto de adoración y solo se nombra para recordar su obra, únicamente se reconoce el aspecto de la Creación, pero no estableció leyes, dictámenes ni normas de conducción.
Ante todas estas “ausencias” los Hombres en su eterna búsqueda de adoración a algo superior se hacen seguidores y devotos de “otros seres” a quienes recurren para hacer sus peticiones y solicitudes, para depositar ofrendas y sacrificios y obtener recompensas a sus necesidades.
Esos “seres” a los cuales dirigen su devoción son en realidad fuerzas de la naturaleza que en ningún momento tienen condición antropomorfa (es decir carecen de características externas e internas semejantes a la de los hombres, no tienen forma ni actitudes humanas).
Dichas entidades antropomorfas son los llamados Mpungos que tiene un ámbito más “celestial”.
En un segundo estrato el Mayombero deberá tener afinidad con un Nkisi, otro tipo de Fuerza de la Naturaleza también de corte antropomorfo, pero con mayor dominio terrenal que será la base principal de su poder espiritual. Es importante destacar que aquellas personas que tienen una buena simbiosis con una de estas fuerzas por lo general no necesitan que se le hagan ceremoniales dentro del Palo Mayombe y lo único que van a requerir de un Tata o Palero son las debidas direcciones para atenderlo correctamente y rendirle la necesaria devoción que les permitirá su ayuda.
Es con este doble tipo de espiritualidades que principalmente va a “trabajar” y desenvolverse un Mayombero, sin que medie en ningún momento y en primer plano ningún ser humano Difunto o Muerto.
Una vez desarrollada y controlada esa “conexión espiritual” entre la persona y el Nkisi, se procederá a la confección de la Prenda que es el recipiente de tipo mágico-religioso, que asemejando todo lo que conforma el mundo de manera original, será donde se concentre la fuerza de ese Espíritu o Nkisi.
Como complemento de ese recipiente se añadirán una serie de elementos envueltos con características Totémicas y de Zoolatría, que van a terminar de darle el debido poder a la espiritualidad principal del Fundamento Religioso. A su vez las Espiritualidades de todos demás elementos actuaran bajo los dictámenes de la fuerza superior.
De tal manera el Sacerdote de Mayombe deberá lograr ejercer un relativo dominio espiritual sobre todas aquellas fuerzas naturales contenidas en el recipiente mágico o Prenda.
Hasta donde hemos explicado no entra la ayuda de un Espíritu Humano dentro de la Prenda de Mayombe y es necesario acotar que son muchas las prendas que no lo van a necesitar, pues el sinnúmero de Espíritus de otro tipo que residen en ese receptáculo se bastan por sí mismas para todo lo que sea necesario.
Dicha Prenda o Recipiente Sagrado, objeto principal de culto, y el Sacerdote Nganga se establecerá un Pacto en el que se acordará, de manera solidaria y bilateral, una asistencia o socorro y en el que se pondrá de manifiesto un dominio particular y sobre los seguidores, adeptos y creyentes asemejando un clan tribal o familiar.
Como última instancia puede que sea necesaria la presencia del Espíritu de un Difunto Humano dentro del receptáculo sacro-mágico, pero esto sucede en contadas excepciones y por lo general se concentra el espíritu de ese difunto de modo “Espiritual” (su alma) y no de manera “Material” (sus restos mortales); de allí que esas erróneas costumbres de apoderarse de restos óseos humanos para confeccionar Prendas de Palo Mayombe constituyen uno de los más grandes disparates pseudo religiosos.
Como complemento a la adoración principal de Los Mayomberos se efectúa un Culto a los Difuntos de su familia religiosa, que por lo general es también familia consanguínea, pero con las especiales características de esta Regla Conga que son muy distintas a las practicadas por los grupos yòrúbas.
De lo anteriormente descrito se evidencia que si una persona, mediante un registro a través de un Olosha o de un Babalawo, es considerada “Muertera” o lo que es lo mismo se debe a un culto continuo a los Muertos o Difuntos (eggun) bajo ningún respecto debe ser inducida a la práctica del Palo Monte o Mayombe, so pena de poder crearle trastornos profundos en su espiritualidad. No quiero con esto decir que el Palo Mayombe sea algo dañino y nefasto, pero no es la panacea para las personas que tienen influencias de Eggun y se deban a su culto; por el contrario el Palo Monte es una corriente espiritual de mucha valía pero que corresponde a ciertas y exclusivas personas con ese “camino” tan característico. Igualmente no todos nacimos para ser Oloshas o Babalawos; algunos deberán ser Espiritas, otros podrán desenvolverse en el mundo de los Hechiceros, otros participarán en los medios de la Osha y algunos más serán acogidos dentro de la Tierra de Ifá, pero como lo establecen los refranes populares: “A cada uno lo suyo” y “Zapatero a sus zapatos”.

Las imágenes presentadas en esta publicación fue obtenida del espacio web que detallo a continuación:
www.sinsernewsnia.com

www.amy-amy.com y
Las fotografías e imágenes usadas en este Weblog tienen una función orientadora y de simple ilustración. Las hay de propiedad personal del administrador del blog, así como otras las he obtenido de distintas páginas web y blogs existentes en Internet. En conciencia de que muchas poseen copyright, y ante la posibilidad de un reclamo por parte de su propietario, mucho le agradecería a sus titulares se sirvan entrar en comunicación con mi persona si desean que efectúe la eliminación de las mismas de mi espacio.

0 comentarios:

 

Seguidores

Publicaciones de Interés

Archivo del blog